Guía para crear una empresa en España siendo extranjero

España es un país muy atractivo y dinámico para emprendedores de todo el mundo. Si eres extranjero con la ambición de crear tu negocio en este país, esta guía está diseñada para hacerte el camino lo más sencillo posible.

Redactado por:

Tullio Moreno Crivellari

Última actualización:

BlogExtranjería
Guía para crear una empresa en España siendo extranjero. Fotografía empresas en España.

Recorremos el camino desde los requisitos legales hasta integrarte en el ecosistema empresarial español. Aquí tienes los pasos esenciales para convertir tu sueño en realidad.

Requisitos para crear empresa en España como extranjero

Para crear un negocio en España siendo extranjero, debes cumplir con una serie de requisitos clave para asegurar que se crea conforme a la ley:

  • Ser un residente legal en España.
  • Tener la mayoría de edad. Ser mayor de 18 años o menor emancipado.
  • No tener antecedentes penales en los últimos 5 años.
  • Disponer de un seguro de salud en nuestro país.
  • No figurar como persona non grata en España o en países con los que España tenga algún convenio.
  • Demostrar que se tiene solvencia económica para la manutención personal y para realizar la inversión inicial en el negocio.
  • Contar con la formación y experiencia necesarias para poder llevar a cabo el proyecto empresarial.
  • Tener una idea de negocio que genere empleo y aporte valor económico al país.
  • Cumplir con todas las normativas y requisitos de apertura específicos para el tipo de negocio.

Con este esquema, ya deberías tener una visión clara de lo que necesitas para comenzar tu aventura empresarial en este país.

Si eres extranjero no comunitario

Crear una empresa en España siendo extranjero no comunitario representa una excelente oportunidad de negocio, pero también implica una serie de requisitos que debes cumplir.

Te explicamos de manera clara y sencilla cada uno de estos requisitos:

  • Primero, no ser ciudadano de un Estado de la UE, del Espacio Económico Europeo o de Suiza. Si este es tu caso, tienes los requisitos aplicables en la siguiente sección del artículo.
  • No tener antecedentes penales en España o en otros países por delitos contemplados en el código penal español.
  • Una situación regularizada en el país. Sin prohibiciones de entrada, ni haber sido objeto de una orden de expulsión en territorios con los que España tenga acuerdos. Además, no debes estar en un periodo de compromiso de no retorno a España después de haber regresado voluntariamente a tu país de origen.
  • Cualificación profesional o experiencia. En determinadas profesiones, también puede ser obligatorio el colegio profesional.
  • Capacidad económica. Debes demostrar que posees los medios económicos suficientes para realizar la inversión inicial necesaria para tu proyecto empresarial. Además, es valorable que tu proyecto tenga el potencial de crear empleo en España.
  • Número de Identificación de Extranjero (NIE). Es imprescindible tener un NIE de no residente o de extranjero. Este número es necesario para realizar cualquier trámite administrativo en España, incluidos los relacionados con la creación de una empresa, contratación de personal, facturación, etc.
  • Cumplimiento de la normativa. Debes informarte y cumplir con todos los requisitos legales y reglamentarios para la apertura y funcionamiento de tu negocio en España. Esto incluye desde licencias específicas hasta regulaciones locales aplicables a tu actividad.

Si eres ciudadano europeo

Si tienes la suerte de ser ciudadano de algún país del Espacio Económico Europeo o Suiza, crear tu empresa en España es más sencillo. A continuación, te detallamos lo que necesitas saber:

  • Pertenencia a la UE, EEE o Suiza. Solo por ser parte de estos países, ya tienes un camino más directo para emprender en España.
  • Número de Identificación de Extranjero (NIE). Aunque no es obligatorio, es muy recomendable tenerlo para facilitar todos los trámites administrativos y legales en España.
  • Domicilio fiscal en España. Es esencial que tu empresa tenga una dirección fiscal dentro del país, la cual puede ser tu residencia o el lugar donde se sitúe tu negocio.
  • Licencias y permisos necesarios. Según el tipo de empresa que desees iniciar, necesitarás obtener ciertas licencias y permisos. Por ejemplo, para abrir un restaurante, es indispensable contar con una licencia de actividad.

Estos requisitos son esenciales para garantizar que tu empresa cumpla con todas las normativas y pueda operar legalmente en España.

Cómo crear una empresa en españa siendo extranjero: paso a paso

Conseguir el NIE

El Número de Identificación de Extranjero (NIE) es el primer paso esencial para cualquier extranjero que desee iniciar una empresa en España. Este número no solo te identifica ante las autoridades fiscales, sino que también es necesario para realizar prácticamente cualquier trámite administrativo en el país, incluida la apertura de una cuenta bancaria y la inscripción de la empresa en el Registro Mercantil.

El proceso para obtener el NIE varía ligeramente dependiendo de si eres ciudadano de la Unión Europea o no, pero generalmente se puede solicitar tanto desde España como desde el consulado español en tu país de origen.

Solicitar la denominación social de la empresa

Antes de formalizar tu empresa, es crucial asegurarte de que el nombre que has elegido no está ya en uso. Esto se hace solicitando un certificado de exclusividad o unicidad al Registro Mercantil. Deberás enviar un listado con tres opciones de nombre para tu empresa, y el Registro verificará la disponibilidad de estos nombres.

Este proceso suele tardar alrededor de 48 horas y es un paso fundamental para asegurar la identidad única de tu empresa en el mercado español.

Abrir una cuenta bancaria

Con tu NIE en mano, el siguiente paso es abrir una cuenta bancaria en nombre de tu empresa. Esto es especialmente relevante si has optado por constituir una Sociedad Limitada, ya que necesitarás depositar el capital social mínimo requerido por ley, que suele ser de 3.000 euros.

Este depósito inicial no solo cumple con un requisito legal, sino que también servirá como fondo para las operaciones iniciales de tu empresa.

Determinar los socios en el notario

Es el momento de definir la estructura societaria de tu empresa. Esto implica decidir quiénes serán los participantes en la sociedad y en qué proporción participarán.

Es recomendable elaborar un pacto de socios, que detalle las condiciones de la participación de cada accionista, sus derechos y obligaciones, y cómo se resolverán posibles desacuerdos. Este documento es crucial para prevenir conflictos futuros y asegurar una gestión fluida de la empresa.

Firma la escritura pública

Finalmente, con todos los documentos previos en mano (NIE, certificado bancario, denominación social), debes dirigirte a un notario para firmar la escritura pública de constitución de tu empresa. Este acto notarial formaliza la creación de tu empresa y establece oficialmente quiénes son los accionistas y administradores, la dirección de la empresa, y el objeto social.

Este paso es decisivo, ya que tras la firma, el notario inscribirá tu empresa en el Registro Mercantil, otorgándole personalidad jurídica y permitiéndote comenzar tu actividad empresarial.

Inscribir la empresa en el registro mercantil

Una vez firmada la escritura pública, el siguiente paso es registrar tu empresa en el Registro Mercantil correspondiente a la provincia donde se ubicará tu negocio.

Este paso es crucial para otorgar personalidad jurídica a tu empresa, lo cual es indispensable para iniciar operaciones. El proceso incluye presentar la escritura de constitución y demás documentos requeridos, lo cual finalmente te permitirá operar legalmente en España.

Alta en la Agencia Tributaria

Tras la inscripción en el Registro Mercantil, deberás dirigirte a la Agencia Tributaria para dar de alta tu empresa en el censo de empresarios, profesionales y retenedores.

Este trámite es esencial para obtener tu número de identificación fiscal (NIF) provisional, necesario para todas tus operaciones comerciales y fiscales.

Conseguir el CIF

El CIF, o Código de Identificación Fiscal, es el número definitivo que identifica a tu empresa a efectos fiscales. Una vez que tienes el NIF provisional, la Agencia Tributaria te asignará el CIF definitivo. Este número es crucial para emitir facturas, realizar declaraciones tributarias y en general, para cualquier trámite fiscal relacionado con tu empresa.

Alta en la Seguridad Social

Finalmente, es necesario dar de alta tu empresa en la Tesorería General de la Seguridad Social. Este paso es indispensable para poder contratar trabajadores, incluyéndote a ti mismo si vas a trabajar en la empresa. Deberás registrar tu empresa y obtener el código de cuenta de cotización, que te permitirá gestionar las cotizaciones sociales correspondientes a tus empleados y a ti mismo como autónomo o empresario.

Guía para crear una empresa en España siendo extranjero

España es un país muy atractivo y dinámico para emprendedores de todo el mundo. Si eres extranjero con la ambición de crear tu negocio en este país, esta guía está diseñada para hacerte el camino lo más sencillo posible.

Recorremos el camino desde los requisitos legales hasta integrarte en el ecosistema empresarial español. Aquí tienes los pasos esenciales para convertir tu sueño en realidad.

Requisitos para crear empresa en España como extranjero

Para crear un negocio en España siendo extranjero, debes cumplir con una serie de requisitos clave para asegurar que se crea conforme a la ley:

  • Ser un residente legal en España.
  • Tener la mayoría de edad. Ser mayor de 18 años o menor emancipado.
  • No tener antecedentes penales en los últimos 5 años.
  • Disponer de un seguro de salud en nuestro país.
  • No figurar como persona non grata en España o en países con los que España tenga algún convenio.
  • Demostrar que se tiene solvencia económica para la manutención personal y para realizar la inversión inicial en el negocio.
  • Contar con la formación y experiencia necesarias para poder llevar a cabo el proyecto empresarial.
  • Tener una idea de negocio que genere empleo y aporte valor económico al país.
  • Cumplir con todas las normativas y requisitos de apertura específicos para el tipo de negocio.

Con este esquema, ya deberías tener una visión clara de lo que necesitas para comenzar tu aventura empresarial en este país.

Si eres extranjero no comunitario

Crear una empresa en España siendo extranjero no comunitario representa una excelente oportunidad de negocio, pero también implica una serie de requisitos que debes cumplir.

Te explicamos de manera clara y sencilla cada uno de estos requisitos:

  • Primero, no ser ciudadano de un Estado de la UE, del Espacio Económico Europeo o de Suiza. Si este es tu caso, tienes los requisitos aplicables en la siguiente sección del artículo.
  • No tener antecedentes penales en España o en otros países por delitos contemplados en el código penal español.
  • Una situación regularizada en el país. Sin prohibiciones de entrada, ni haber sido objeto de una orden de expulsión en territorios con los que España tenga acuerdos. Además, no debes estar en un periodo de compromiso de no retorno a España después de haber regresado voluntariamente a tu país de origen.
  • Cualificación profesional o experiencia. En determinadas profesiones, también puede ser obligatorio el colegio profesional.
  • Capacidad económica. Debes demostrar que posees los medios económicos suficientes para realizar la inversión inicial necesaria para tu proyecto empresarial. Además, es valorable que tu proyecto tenga el potencial de crear empleo en España.
  • Número de Identificación de Extranjero (NIE). Es imprescindible tener un NIE de no residente o de extranjero. Este número es necesario para realizar cualquier trámite administrativo en España, incluidos los relacionados con la creación de una empresa, contratación de personal, facturación, etc.
  • Cumplimiento de la normativa. Debes informarte y cumplir con todos los requisitos legales y reglamentarios para la apertura y funcionamiento de tu negocio en España. Esto incluye desde licencias específicas hasta regulaciones locales aplicables a tu actividad.

Si eres ciudadano europeo

Si tienes la suerte de ser ciudadano de algún país del Espacio Económico Europeo o Suiza, crear tu empresa en España es más sencillo. A continuación, te detallamos lo que necesitas saber:

  • Pertenencia a la UE, EEE o Suiza. Solo por ser parte de estos países, ya tienes un camino más directo para emprender en España.
  • Número de Identificación de Extranjero (NIE). Aunque no es obligatorio, es muy recomendable tenerlo para facilitar todos los trámites administrativos y legales en España.
  • Domicilio fiscal en España. Es esencial que tu empresa tenga una dirección fiscal dentro del país, la cual puede ser tu residencia o el lugar donde se sitúe tu negocio.
  • Licencias y permisos necesarios. Según el tipo de empresa que desees iniciar, necesitarás obtener ciertas licencias y permisos. Por ejemplo, para abrir un restaurante, es indispensable contar con una licencia de actividad.

Estos requisitos son esenciales para garantizar que tu empresa cumpla con todas las normativas y pueda operar legalmente en España.

Cómo crear una empresa en españa siendo extranjero: paso a paso

Conseguir el NIE

El Número de Identificación de Extranjero (NIE) es el primer paso esencial para cualquier extranjero que desee iniciar una empresa en España. Este número no solo te identifica ante las autoridades fiscales, sino que también es necesario para realizar prácticamente cualquier trámite administrativo en el país, incluida la apertura de una cuenta bancaria y la inscripción de la empresa en el Registro Mercantil.

El proceso para obtener el NIE varía ligeramente dependiendo de si eres ciudadano de la Unión Europea o no, pero generalmente se puede solicitar tanto desde España como desde el consulado español en tu país de origen.

Solicitar la denominación social de la empresa

Antes de formalizar tu empresa, es crucial asegurarte de que el nombre que has elegido no está ya en uso. Esto se hace solicitando un certificado de exclusividad o unicidad al Registro Mercantil. Deberás enviar un listado con tres opciones de nombre para tu empresa, y el Registro verificará la disponibilidad de estos nombres.

Este proceso suele tardar alrededor de 48 horas y es un paso fundamental para asegurar la identidad única de tu empresa en el mercado español.

Abrir una cuenta bancaria

Con tu NIE en mano, el siguiente paso es abrir una cuenta bancaria en nombre de tu empresa. Esto es especialmente relevante si has optado por constituir una Sociedad Limitada, ya que necesitarás depositar el capital social mínimo requerido por ley, que suele ser de 3.000 euros.

Este depósito inicial no solo cumple con un requisito legal, sino que también servirá como fondo para las operaciones iniciales de tu empresa.

Determinar los socios en el notario

Es el momento de definir la estructura societaria de tu empresa. Esto implica decidir quiénes serán los participantes en la sociedad y en qué proporción participarán.

Es recomendable elaborar un pacto de socios, que detalle las condiciones de la participación de cada accionista, sus derechos y obligaciones, y cómo se resolverán posibles desacuerdos. Este documento es crucial para prevenir conflictos futuros y asegurar una gestión fluida de la empresa.

Firma la escritura pública

Finalmente, con todos los documentos previos en mano (NIE, certificado bancario, denominación social), debes dirigirte a un notario para firmar la escritura pública de constitución de tu empresa. Este acto notarial formaliza la creación de tu empresa y establece oficialmente quiénes son los accionistas y administradores, la dirección de la empresa, y el objeto social.

Este paso es decisivo, ya que tras la firma, el notario inscribirá tu empresa en el Registro Mercantil, otorgándole personalidad jurídica y permitiéndote comenzar tu actividad empresarial.

Inscribir la empresa en el registro mercantil

Una vez firmada la escritura pública, el siguiente paso es registrar tu empresa en el Registro Mercantil correspondiente a la provincia donde se ubicará tu negocio.

Este paso es crucial para otorgar personalidad jurídica a tu empresa, lo cual es indispensable para iniciar operaciones. El proceso incluye presentar la escritura de constitución y demás documentos requeridos, lo cual finalmente te permitirá operar legalmente en España.

Alta en la Agencia Tributaria

Tras la inscripción en el Registro Mercantil, deberás dirigirte a la Agencia Tributaria para dar de alta tu empresa en el censo de empresarios, profesionales y retenedores.

Este trámite es esencial para obtener tu número de identificación fiscal (NIF) provisional, necesario para todas tus operaciones comerciales y fiscales.

Conseguir el CIF

El CIF, o Código de Identificación Fiscal, es el número definitivo que identifica a tu empresa a efectos fiscales. Una vez que tienes el NIF provisional, la Agencia Tributaria te asignará el CIF definitivo. Este número es crucial para emitir facturas, realizar declaraciones tributarias y en general, para cualquier trámite fiscal relacionado con tu empresa.

Alta en la Seguridad Social

Finalmente, es necesario dar de alta tu empresa en la Tesorería General de la Seguridad Social. Este paso es indispensable para poder contratar trabajadores, incluyéndote a ti mismo si vas a trabajar en la empresa. Deberás registrar tu empresa y obtener el código de cuenta de cotización, que te permitirá gestionar las cotizaciones sociales correspondientes a tus empleados y a ti mismo como autónomo o empresario.

Publicaciones relacionadas

Consulta otros artículos similares